Cavitación

La cavitación consiste en un tratamiento en el cual se generan de forma controlada pequeñas burbujas, que acaban con las células grasas sin dañar el sistema sanguíneo. Todo ello, a través de un aparato tecnológico que realiza movimientos circulatorios. De esta forma, logramos que la grasa excesiva que se encuentra en determinadas zonas de nuestro cuerpo, se transforme a un estado líquido, y así se elimine de nuestro cuerpo a través de las vías urinarias.

Las sesiones de cavitación son llevadas a cabo por corrientes de electropermeabilización. Esto sirve para trabajar la zona logrando un drenaje, tonificación y reafirmación de la piel, es decir, se aumenta la conductividad eléctrica y la permeabilidad de las células de la piel.

El mayor beneficio es que notarás los resultados desde la primera sesión.