Líneas de expresión (Botox, Radiofrecuencia)

La toxina botulínica tipo A (Botox) es una sustancia que actúa directamente sobre un neurotransmisor llamado acetilcolina, que conecta los impulsos nerviosos al músculo, logrando que éste se contraiga a voluntad, pero una vez que la toxina botulínica entra en el tejido muscular, inhibe la actuación de este neurotransmisor, dando como resultado la inmovilidad parcial o total del músculo. Esto provoca que el paciente no pueda gesticular en todo el tercio superior del rostro, logrando que de esta manera no siga marcando las líneas de expresión dinámicas y permite disminuir considerablemente la presencia de líneas de expresión estáticas.