Terapia Galvánica

Esta nueva tecnología que llegó para innovar el aspecto estético y dejarlo al alcance de todos.

Es un tratamiento multifuncional que aplica con problemas de acné, líneas de expresión, contorno de ojos, regeneración capilar, moldeador de figura, reducción de complexión y aumento de busto o glúteos, además mejora la apariencia de la piel, tonifica, reduce estrías y celulitis.

El equipo y los productos especializados que se usan para la terapia galvánica tienen cargas positivas y negativas.

El polo negativo promueve la penetración de los productos absorbiendo toxinas e impurezas, mientras que el polo positivo se encarga de encapsular y drenar el exceso de sangre, agua, grasa y toxinas en el cuerpo logrando mejorar y vigorizar el aspecto de la piel gracias a que las ondas galvánicas mejoran la circulación de las áreas afectadas.

Además de hacerte lucir espectacular el tratamiento retira del organismo los radicales libres, productos de la oxidación de los procesos biológicos así como de la contaminación ambiental y malos hábitos higiénico-dietéticos.

El efecto galvánico no es permanente, pero sí es acumulativo ya que disminuye de manera importante la oxidación celular, es decir el envejecimiento, por lo que se pueden notar buenos resultados en la forma física.